Niños mimados se convierten en adultos muy poco resolutivos

0
65

¿Eres de los padres que le llevan la mochila a su hijo hasta la puerta del colegio? ¿De los que piden que no se premie a los mejores de la clase porque los otros pueden traumatizarse? ¿De los que le hacen los deberes a sus hijos? Cuidado, porque están criando a una persona muy poco resolutiva.

En colegios han empezado a tomar nota y en algunos países el carácter ya forma parte de la educación. Aunque esto no es algo nuevo pues en el mundo antiguo se educaba el carácter, sin embargo, ahora esa tradición ha sido retomada porque el índice de los niños violentados ha incrementado.

Los maestros están muy de acuerdo con el concepto de inculcar el carácter a sus alumnos, pues cada vez son más los niños que lloran sin razón alguna.

“Yo he tenido a un chaval de 19 años que se me ha echado a llorar porque le suspendí un examen», cuenta Elvira Roca, profesora de instituto. “Le dije que no me diera el espectáculo. Vino su madre a verme y me dijo que había humillado a su hijo. Le tuve que decir que estaba siendo ella quien le humillaba a él”.

La cadena de colegios KIPP, con tasa de éxito académico inéditas en la zona donde se instalan, insisten en que la educación del carácter es indispensable y recomiendan no mimarlos cuando saquen buenas notas, sino motivarlos a que no se pierda el interés académico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here