¿Eres demasiado intenso con tus relaciones?

    0
    41

    Cuando una persona teme ser abandonada, comienza a supervisar la vida de su pareja en exceso sin percatarse de que con esto están dañando a la otra persona y, con ello, su relación.

    “Te vi conectado hace 2 minutos, ¿por qué no me contestabas?”, “Mándame una foto de con quién estás”, “¿Te irás de fiesta sin invitarme?”, son algunas de las frases con las que las personas “intensas” suelen bombardear a su pareja.

    Algunos expertos aseguran que estas interrogantes nacen de un “espíritu inseguro” que emplea el acoso como mecanismo de defensa para tenerlo todo “bajo control”.

    Pero, ¿Cómo saber que tu control excesivo e intensidad están acabando con tu relación? Aquí te presentamos la siguiente lista de señales que debes de tomar en cuenta para parar esta situación:

    1. Tu pareja ya no quiere contestar tus repetitivas llamadas y mensajes
    Simplemente se hartó de estar escuchando su celular cada segundo del día. Si sigues con esa mala práctica de vigilarla y llenarla de mensajes psicópatas, lo único que conseguirás es que esa persona se dé por vencida y prefiera mejor ignorar tus llamadas.

    2. Tu pareja ha dejado de sentirse cómoda contándote detalles de su día
    Si te la pasas preguntando por cada detalle mínimo de su día para tener todo “en orden”, en algún momento de la relación no querrá contarte absolutamente nada, pues ya sabe que algo negativo tendrás que sacarle a la historia.

    3. Tu pareja desea tener más tiempo libre sin ti
    ¿Alguna vez tu pareja te ha insinuado un fin de semana en soledad sin tu compañía? Bueno, lo más probable es que, gracias a tu intensidad, la persona esté buscando espacios libres sin ser juzgado por todo. De vez en cuando dale a tu pareja tiempo para que realice sus actividades favoritas y así no se sienta asfixiado por ti.

    4. Tu pareja ya no te invita a reuniones familiares o con sus amigos
    ¿Comenzó a sacarte de sus planes? Pregúntate las causas y haz un análisis de tus acciones: tal vez preguntabas excesivamente a los familiares o amigos de su pareja sobre sus relaciones anteriores a tal grado que llega a ser incómoda tu presencia. Recuerda que todos tenemos intimidad y debemos respetarla.

    Muchas personas tienen la errónea idea de que estar al tanto de tu pareja o sobreprotegerla es sinónimo de amor. Si tú has caído en uno de estos episodios de obsesión por saber qué es lo que pasa cada segundo de tu pareja, debes de tomar en cuenta que sólo estás orillando a que se aleje, en lugar de tenerla contigo más tiempo. Debes de entender que en ninguna circunstancia, el control debe estar por encima del amor.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Please enter your comment!
    Please enter your name here