El experimento psicológico que convirtió a estudiantes comunes en personas sádicas

El estudio de la Universidad de Stanford pretendía analizar el comportamiento de una persona que pasaba de llevar una vida normal a vivir en un entorno carcelario.

0
64

Desde tiempos remotos, los seres humanos hemos tratado de comprendernos a nosotros mismos y hemos formulado muchísimas preguntas acerca de la naturaleza humana. Demasiados pensadores y corrientes de investigación han surgido con el fin de comprender nuestros principales comportamientos que a la larga se han utilizado para crear propaganda política, publicidad, consumismo, entre otros prácticas.

Particularmente en 1971 surgió un acontecimiento muy interesante a raíz de un estudio realizado por Philip Zimbardo, investigador del comportamiento de la Universidad de Stanford, quien impulsó un experimento que cambiaría para siempre la historia de la psicología.

En dicho estudio, Zimbardo pretendía averiguar cómo se adapta la gente que había ido llevando una vida normal al un día ordinario en un entorno carcelario. Para ello, se adecuo un espacio del sótano de la universidad que simulaba una cárcel. Además, algunos estudiantes voluntarios desempeñarían el papel de reos y otros de los carceleros; la selección se haría de manera aleatoria.

Sin embargo, la prueba tan solo duró seis días, ya que se observó que los voluntarios se metían demasiado en su papel: con el tiempo, los carceleros se fueron transformando en auténticos sádicos y muchos de los prisioneros sufrían de maltratos acabando por provocarles trastornos psicológicos.

Este experimentos levantó mucha polémica, no obstante, demostró que el entorno ejerce una gran influencia en la conducta de las personas. Incluso se creó una película llamada “El experimento en la prisión de Stanford”, de 2015, dirigido por Kyle Patrick.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here