Estas son algunas cosas que quizá desconoces de tus huellas dactilares

0
88

Las huellas dactilares te hacen único, para bien o para mal ¿cómo usarías eso en tu favor?

De seguro ya lo sabías, o al menos lo habías escuchado decir, que tus huellas dactilares te hacen único, especial e irrepetible, además de darte agarre cuando de manipular objetos se trata -parecido a los diseños de las llantas de los coches que sirven para lo mismo-, pero ¿será que con el paso de los años estas podrían evolucionar?

El primero en hacer un estudio científico acerca de ellas fue el antropólogo inglés Francis Galton, en su libro “huellas dactilares” en el año de 1892, y allí se mencionan 40 rasgos distintivos que se usaron en las primeras investigaciones policiacas, y a la policía de Buenos Aires, Argentina, que fue la primera en tener un registro de huellas dactilares de personas.

Ellas poseen características que no tiene otra parte de la piel del cuerpo. Por ejemplo, son perennes, inmutables, diversiformes y originales; a continuación te explicamos por qué:

1. Perennes, porque desde que se forman, se mantienen invariables en número, situación, forma y dirección.

2. Inmutables, ya que no pueden modificarse fisiológicamente; si hay un traumatismo poco profundo, se regeneran, y si es profundo, los surcos no reaparecen con forma distinta a la que tenían.

3. Diversiformes, pues no se ha hallado todavía dos impresiones idénticas producidas por dedos diferentes. (Ni siquiera los gemelos comparten huellas).

4. Originales, ya que producen impresiones originales con características microscópicas identificables del tejido epidérmico.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que alguien te quiera hacer sentir parte del montón… piensa en tus huellas dactilares, ellas sí que te hacen original.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here